martes, 1 de abril de 2014

Al ataqueeeeerrrrrrr!!!!

¿A quién le importa el don de la oportunidad cuando de lo que se trata es de llamar la atención? Pues me temo que a muy pocos, en vista de lo acontecido en el pasado funeral del día 31 de marzo, de este 2014, en honor de Adolfo Suárez, ex-presidente del gobierno que consiguió lo impensable durante la Transición española, para beneficio de todos nosotros y generaciones venideras. De hecho, el lamentable espectáculo comenzó cuándo su hijo anunció la inminente muerte de su padre, dos días antes de que ocurriera, convirtiendo lo que podía haber sido una despedida íntima y digna en todo un circo mediático del que participó todo aquel que, falto de público, necesitaba hacerse notar (vease Artur Mas y su independencia); Por desgracia, no fue el único y, visto lo visto, tampoco será el último. Ayer mismo, sin ir más lejos, a Antonio Mª Rouco Varela no se le ocurrió mejor idea que la de aprovechar la ocasión, en la que se "despedía" oficialmente al Sr. Suárez en la Catedral de la Almudena (Madrid), para recordar tristes tiempos pasados y dejar caer que, como no nos andemos con cuidado, nos vemos metidos en una nueva Guerra civil. Muy bien, eso está muy bonito, Antonio Mª, ahí, ahí, ... dando ideas al personal. Pués mire usted, le voy a decir una cosa, ojalá que su Diós no lo quiera porque, a parte del insignificante detalle de que sería HORRIBLE, somos muchísimos millones de españoles los que pensamos que las cosas no se resuelven de forma violenta y mucho menos con guerras. Aplíquese el cuento, deje de fomentar el odio y empiece a difundir el verdadero mensaje de Jesús, algo así como: no hagas daño a los demás ni a ti mismo y, si te quedan fuerzas y ganas, ayuda a los demás a ser más felices.

5 comentarios:

Francisco de Paula Fotógrafo dijo...

Muy bien dicho!

SIDHARA dijo...

Me parece apropiada y oportuna la presente reflexión. Todo es suceptible de múltiples interpretaciones. Es cierto que una gran cantidad de la población actual de España,(osea los españolitos) tenemos una idea pacifista de la existencia humana, y de que los asuntos pueden solucionarse con el diálogo, la flexibilidad y la concordia. Pero igualmente es cierto que del pasado debemos extraer las enseñanzas que nos sirvan de base para un mayor desarrollo y bienestar social. De la etapa histótica española del 36... debemos extraer muchas enseñanza, principalmente lo que no debe volver a repetirse en aras de una convivencia pacífica y armoniosa.. pero también es cierto que "un pueblo que ignora su historia, está condenada a repetirla". Yo, no he seguido en absoluto el montage televisivo con ocasión de la muerte de Suarez, principalmente porque creo que los reconocimientos y reflexiones deben hacerse en VIDA. De poco sirve ya cuando el protagonista está hecho cenizas. Es cierto que las ocasiones se aprovechan como oportunidades, para los oportunistas... que utilizan las circunstancias a modo de altavoces.. ¡¡¡
Y en cuanto a Rouco,
mi opinión es desfavorable, pues tiene un discurso gris y caduco, toda vez que no me parece apropiado que una nación cuya Constitución recoge el carácter de Estado Laico, debe recurir a los cliches de siempre... Es inconcruente que reconociendo el papel político y de aportación de intelectual renovador de Suarez, justamente se haga un acto tan radicalmente clásico, sectorial, y partidista como una misa pública, cuando la religión católica debiera ser opcional y privada. y bla bla bla

MCarmen Cazalla dijo...

Totalmente de acuerdo!

José Luis Castro Lombilla dijo...

¡Viva Gatoto, el cuarto hermano Marx...!
Gran viñeta... A rouco seguro que le gusta.
Abrazos

aquarel·la dijo...

OLÉ