miércoles, 31 de julio de 2019

Amistad


Ayer, 30 de julio, se celebraba el Día Internacional de la Amistad y, por mí, podría serlo cada uno de los 365 que tiene el año. Esto es lo que la ONU habla de la Amistad en su página web, algo con lo que estoy muy de acuerdo: “Nuestro mundo hace frente a muchos desafíos, crisis y fuerzas divisorias —pobreza, violencia, violaciones de los derechos humanos— que amenazan la paz, la seguridad, el desarrollo y la armonía social entre los pueblos del mundo y dentro de sí mismos.
Para abordar estos problemas, es necesario atajar las causas que los provocan, fomentando y defendiendo la solidaridad, que puede manifestarse de muchas maneras, como por ejemplo, la amistad.
A través de la amistad, cultivando los lazos de la camaradería y fortaleciendo la confianza, podemos contribuir a los cambios fundamentales y necesarios para alcanzar una estabilidad duradera, tejer una red de apoyo social que nos proteja a todos y generar pasión por lograr un mundo mejor, todos unidos por el bien común.”

viernes, 26 de julio de 2019

Colillas Colillas Colillas ...

... por todas partes hay colillas pero, curiosamente, nunca verás ninguna en el suelo de la casa de un fumador, ni en su jardín, ni en su inodoro, ... y, a lo mejor, ni siquiera en su basura. 

Basta ya de esta arcaica, incívica, antihigiénica y mala costumbre de tirar las colillas al suelo. Muchos, incluso, se deshacen de ellas sin apagarlas antes, con el riesgo que ello supone, sobre todo cuando se hace cerca de lugares en riesgo de incendio como puede ser el campo.

Seguramente, quien tira una colilla al suelo no sea un guarro pero el hecho de hacerlo es, sin duda, una guarrada.


martes, 23 de julio de 2019

Aire acondicionado, la pescadilla enroscada

Anoche, con mucho calor en Sevilla, caí en la cuenta de algo que se repite cada año cuando suben las temperaturas en nuestros pueblos, ciudades, ... Enseguida hacemos uso del aire acondicionado, beneficiándonos por un lado pero llenando las calles del insoportable calor que desprenden estos aparatos y que provoca un sobrecalentamiento del entorno; una pescadilla que se muerde la cola. En mi caso, recurro a él solo cuando habiendo agotado otras alternativas no consigo superar el malestar. Los días de calor hago todo lo posible por reducir la ingesta de calorías innecesarias y me ducho con agua fría (incluso para irme a la cama por la noche). Creo que el decrecimiento, que pasa también por alimentarnos solamente con lo necesario para nuestro cuerpo/salud y reducir el consumo energético, está directamente relacionado con la filosofía #CeroBasura o #ZeroWaste.

lunes, 8 de julio de 2019

Japón: "Por allí resopla"


El pasado 30 de junio, Japón hizo efectiva su decisión de abandonar la moratoria internacional para la caza y comercialización de ballenas, acordada por la Comisión Ballenera Internacional (IWC) en 1986 en respuesta al declive de las poblaciones de bastantes especies de estos cetáceos, algunos de ellos en peligro de extinción. Según informa el Instituto de Bienestar Animal (AWI), la moratoria pactada ha conseguido salvar de la extinción a algunas especies, a pesar de que varios paises, entre ellos Islandia, Japón y Noruega han seguido cazando ballenas con supuestos fines científicos (solo estos tres han cazado 38.539 ejemplares en los 30 años de moratoria).

Para más detalles:


sábado, 2 de febrero de 2019

Seco y soleado futuro

No hace falta ser un entendido en la materia, algo que NO soy, para darse cuenta de que, aunque algun@s quieran hacernos ver que las ciudades donde vivivimos son saludables y están repletas de árboles, la realidad es muy diferente, al menos en España. 

En el caso concreto de la ciudad de Sevilla, los árboles talados en los últimos años rondan los 2.500 ejemplares y la tasa de sustitución de los mismos (con ejemplares jóvenes, por cierto, sin la capacidad que ya tenían sus antecesores de contrarrestar la contaminación atmosférica y frenar el cambio climático) no alcanza, por ahora, el optimista número previsto por los responsables del Ayuntamiento. Actualmente se siguen realizando en Sevilla labores de poda  en árboles (desmoches) que, en opinión de técnicos especializados, podrían provocarles enfermedades y llevarlos, de nuevo, a situaciones insostenibles que, por falta de mantenimiento (dada la escasez de cuadrillas operativas en la Dirección de Parques y Jardines de la ciudad).

Hace unos días, concretamente el pasado domingo, pude contemplar atónito la tala masiva (arboricidio, para ser más exacto) que se ha realizado recientemente en la carretera de la Puebla del Río a Isla Mayor, justo al lado de la Cañada de los pájaros (conocida reserva para aves, de gestión privada). Los árboles talados eran eucaliptos, esos majestuosos y bellos árboles, albergue de vida, a los que, desde hace unos años, se les ha declarado la guerra y, en lugar de controlar sus poblaciones, sustituyéndolos de forma progresiva a medio-largo plazo por otros menos perjudiciales para nuestro ecosistema, si fuera realmente necesario, se les están masacrando sin contemplación.

En el extremo opuesto, una plantación de árboles y adelfas a lo largo del camino rural por el que discurre parte del Camino de Santiago a su paso por Sevilla, concretamente desde el Cortijo Gamboaz hasta la entrada del término municipal de Santiponce. Un respiro, una verdadera esperanza para nuestro futuro medioambiental si esta iniciativa se extendiese a todos los "campos" de Sevilla, Andalucía, ... Si por cada nueva vivienda que se construyera se plantaran 10 árboles, si por cada farola que se instalara en las calles de nuestras ciudades se hiciera sitio para 3 ó 4 árboles, etc.

Lo cierto es que NO andamos sobrados de árboles y SI de contaminación atmosférica y deterioro climático. Necesitamos a los árboles, ahora más que nunca, y como colegas de vida nuestros que son deberíamos aprender a quererlos, cuidarlos y protegerlos tanto como lo hacemos con nuestros seres más queridos.

viernes, 25 de enero de 2019

¡¡ Basta ¡¡

Al enterarme de las recientes canalladas perpetradas por supuestos simpatizantes de VOX, consistentes en fotografiarse junto al rótulo "VOX" dibujado en el suelo con cadáveres de conejos muertos, me indigné mucho y, acto seguido, me entristecí bastante. Más tarde se me ocurrió dibujar esta viñeta, en la que aparecen muchos conejos, muy vivos, por cierto, apostando sanamente por quien los defiende, el partido animalista PACMA, a quienes, aprovechando la ocasión, agradezco enormente su esfuerzo y valentía en la defensa de los animales inocentes e indefensos.

sábado, 29 de diciembre de 2018

¿Libertad de Expresión en Sevilla?

 A quien pueda interesar, que espero seáis muchos.

Ayer, 28 de diciembre (día de los inocentes) a las 18:00, asistí a la inauguración de la exposición "Los áboles que tenemos, los árboles que queremos" promovida por la plataforma ciudadana "Salva tus árboles Sevilla".

Semanas antes les había hecho llegar 4 viñetas, de creación propia, críticas con la que considero una situación de maltrato evidente al arbolado de Sevilla por parte de la Administración municipal, para que fueran expuestas allí junto con las obras seleccionadas en un concurso fotográfico que habían convocado.

¿Cuál fue mi desagradable sorpresa cuando, nada más llegar a la sede de la Fundación Valentín de Madariaga y Oya, en Sevilla, la comisaria de la exposición, Valle Tello, me informó de que dos de mis viñetas no habían sido expuestas "a petición" de la citada Fundación? En concreto se trata de dos viñetas en las que se evidencia la innegable y cruda realidad a la que están sometidos los árboles de Sevilla y que, no más que el resto de obras que se exponen allí, critica de forma limpia y sana la situación actual, con la excepción de que en esas dos viñetas aparecen nombres de personas.

Ahora, cuando tanto se habla del derecho a la libertad de expresión, que esto ocurra en Sevilla, esa Sevilla que algun@s pretenden como una urbe del futuro o, como se dice ahora, una "smart city", me suena a inocentada y, como poco me desconcierta, preocupa y entristece.

Al menos, me queda el consuelo de que el resto de obras permanecerán en la sala hasta el próximo 16 de enero y servirán para que la ciudadanía, tanto de Sevilla como de otros lugares del Mundo, sepa lo que está pasando aquí, se implique y se ponga en el camino de la protección del Medio Ambiente y nuestro entorno natural.