lunes, 8 de julio de 2019

Japón: "Por allí resopla"


El pasado 30 de junio, Japón hizo efectiva su decisión de abandonar la moratoria internacional para la caza y comercialización de ballenas, acordada por la Comisión Ballenera Internacional (IWC) en 1986 en respuesta al declive de las poblaciones de bastantes especies de estos cetáceos, algunos de ellos en peligro de extinción. Según informa el Instituto de Bienestar Animal (AWI), la moratoria pactada ha conseguido salvar de la extinción a algunas especies, a pesar de que varios paises, entre ellos Islandia, Japón y Noruega han seguido cazando ballenas con supuestos fines científicos (solo estos tres han cazado 38.539 ejemplares en los 30 años de moratoria).

Para más detalles:


sábado, 2 de febrero de 2019

Seco y soleado futuro

No hace falta ser un entendido en la materia, algo que NO soy, para darse cuenta de que, aunque algun@s quieran hacernos ver que las ciudades donde vivivimos son saludables y están repletas de árboles, la realidad es muy diferente, al menos en España. 

En el caso concreto de la ciudad de Sevilla, los árboles talados en los últimos años rondan los 2.500 ejemplares y la tasa de sustitución de los mismos (con ejemplares jóvenes, por cierto, sin la capacidad que ya tenían sus antecesores de contrarrestar la contaminación atmosférica y frenar el cambio climático) no alcanza, por ahora, el optimista número previsto por los responsables del Ayuntamiento. Actualmente se siguen realizando en Sevilla labores de poda  en árboles (desmoches) que, en opinión de técnicos especializados, podrían provocarles enfermedades y llevarlos, de nuevo, a situaciones insostenibles que, por falta de mantenimiento (dada la escasez de cuadrillas operativas en la Dirección de Parques y Jardines de la ciudad).

Hace unos días, concretamente el pasado domingo, pude contemplar atónito la tala masiva (arboricidio, para ser más exacto) que se ha realizado recientemente en la carretera de la Puebla del Río a Isla Mayor, justo al lado de la Cañada de los pájaros (conocida reserva para aves, de gestión privada). Los árboles talados eran eucaliptos, esos majestuosos y bellos árboles, albergue de vida, a los que, desde hace unos años, se les ha declarado la guerra y, en lugar de controlar sus poblaciones, sustituyéndolos de forma progresiva a medio-largo plazo por otros menos perjudiciales para nuestro ecosistema, si fuera realmente necesario, se les están masacrando sin contemplación.

En el extremo opuesto, una plantación de árboles y adelfas a lo largo del camino rural por el que discurre parte del Camino de Santiago a su paso por Sevilla, concretamente desde el Cortijo Gamboaz hasta la entrada del término municipal de Santiponce. Un respiro, una verdadera esperanza para nuestro futuro medioambiental si esta iniciativa se extendiese a todos los "campos" de Sevilla, Andalucía, ... Si por cada nueva vivienda que se construyera se plantaran 10 árboles, si por cada farola que se instalara en las calles de nuestras ciudades se hiciera sitio para 3 ó 4 árboles, etc.

Lo cierto es que NO andamos sobrados de árboles y SI de contaminación atmosférica y deterioro climático. Necesitamos a los árboles, ahora más que nunca, y como colegas de vida nuestros que son deberíamos aprender a quererlos, cuidarlos y protegerlos tanto como lo hacemos con nuestros seres más queridos.

viernes, 25 de enero de 2019

¡¡ Basta ¡¡

Al enterarme de las recientes canalladas perpetradas por supuestos simpatizantes de VOX, consistentes en fotografiarse junto al rótulo "VOX" dibujado en el suelo con cadáveres de conejos muertos, me indigné mucho y, acto seguido, me entristecí bastante. Más tarde se me ocurrió dibujar esta viñeta, en la que aparecen muchos conejos, muy vivos, por cierto, apostando sanamente por quien los defiende, el partido animalista PACMA, a quienes, aprovechando la ocasión, agradezco enormente su esfuerzo y valentía en la defensa de los animales inocentes e indefensos.

sábado, 29 de diciembre de 2018

¿Libertad de Expresión en Sevilla?

 A quien pueda interesar, que espero seáis muchos.

Ayer, 28 de diciembre (día de los inocentes) a las 18:00, asistí a la inauguración de la exposición "Los áboles que tenemos, los árboles que queremos" promovida por la plataforma ciudadana "Salva tus árboles Sevilla".

Semanas antes les había hecho llegar 4 viñetas, de creación propia, críticas con la que considero una situación de maltrato evidente al arbolado de Sevilla por parte de la Administración municipal, para que fueran expuestas allí junto con las obras seleccionadas en un concurso fotográfico que habían convocado.

¿Cuál fue mi desagradable sorpresa cuando, nada más llegar a la sede de la Fundación Valentín de Madariaga y Oya, en Sevilla, la comisaria de la exposición, Valle Tello, me informó de que dos de mis viñetas no habían sido expuestas "a petición" de la citada Fundación? En concreto se trata de dos viñetas en las que se evidencia la innegable y cruda realidad a la que están sometidos los árboles de Sevilla y que, no más que el resto de obras que se exponen allí, critica de forma limpia y sana la situación actual, con la excepción de que en esas dos viñetas aparecen nombres de personas.

Ahora, cuando tanto se habla del derecho a la libertad de expresión, que esto ocurra en Sevilla, esa Sevilla que algun@s pretenden como una urbe del futuro o, como se dice ahora, una "smart city", me suena a inocentada y, como poco me desconcierta, preocupa y entristece.

Al menos, me queda el consuelo de que el resto de obras permanecerán en la sala hasta el próximo 16 de enero y servirán para que la ciudadanía, tanto de Sevilla como de otros lugares del Mundo, sepa lo que está pasando aquí, se implique y se ponga en el camino de la protección del Medio Ambiente y nuestro entorno natural.

sábado, 20 de octubre de 2018

El día después


Hoy, tras el Día Mundial contra el cáncer de mama (19 de octubre), debería servir para reflexionar, dejar bien claro y entender, de una vez por todas, qué es lo que nos está matando realmente y no seguir participando en la "dulcificación" de la cruda realidad, tapando la responsabilidad inequívoca de la Industria Global. Creo que no debemos quedar impasibles ante este asesinato silencioso y cobarde del que, sin ser conscientes, somos complices en mayor o menor medida.

Un abrazo muy fuerte para todas las personas que hayan padecido cáncer y mis mejores deseos para quien se encuentre peleando ahora ¡¡Mucha fuerza!!

miércoles, 25 de julio de 2018

Arboricidio 2018

 Desde hace semanas, en este mes de julio del 2018, asistimos atónitos al arboricidio que se está llevando a cabo en la ciudad de Sevilla. Hasta la fecha, se han talado unos 2500 árboles desde que se inició esta debacle en el 2015.

Recientemente (el pasado 23/07/2018, en la sede de Sevilla Iniciativa Abierta), Adolfo Fernández Palomero, Director general de Medio ambiente, Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla, y Pedro Torrent, uno de los técnicos funcionarios del Servicio de Parques y Jardines, nos dieron explicaciones a cerca de todo lo que estaba pasando en relación a esta tala masiva. En respuesta a preguntas de la audiencia (muchos ciudadanos tristes, indignados, disgustados, ...), Pedro Torrent admitió, sin que Adolfo Fernández lo desmintiera, que si la ciudad de Sevilla dispusiera de las 25 cuadrillas necesarias para el mantenimiento de su arbolado (unos 80.000 ejemplares) podrían haberse salvado los árboles talados (actualmente, solo tiene 10 cuadrillas).

Esto es, a mi humilde entender, algo, cuanto menos, grave y denota una falta de respeto total y evidente por parte del Ayuntamiento de Sevilla, con respecto a los árboles de la ciudad, los árboles de tod@s.

No podemos dejar solos a los árboles, compañeros de vida, aliados desde siempre y llegados aquí mucho antes que nosotr@s.

#SalvaTusArboles
#ArboricidoSevilla


viernes, 2 de marzo de 2018

Pensiones

 
Hace unos días escuché en la radio a unos jóvenes (seguramente de entre 20 y 30 años de edad) que a la pregunta de una periodista acerca del polémico asunto pensionil y de cómo veían ellos su futuro al respecto, contestaron, muy convencidos de ello, que no contaban con cobrarlas cuando les llegara el momento de su jubilación. No se como explicar lo que me pasó en aquel momento por la cabeza pero no fue una sensación agradable porque, una vez más, volvía a constatar el hecho de como han ido sigilosamente inculcando en la sociedad española esta terrible y fantástica idea, la de que llegará un día cercano en que NO cobraremos nuestras justas y merecidas pensiones después de décadas de trabajo. Lo mismo está pasando con la sanidad pública y con la enseñanza, pero en el caso de éstas te invitan a que te busques alternativas privadas de una manera más "sútil", simplemente dejando que se estrellen los sistemas nacionales de salud y educación, mientras que en el caso de las pensiones, cada cierto tiempo, nos sugieren sibilinamente que nos vayamos haciendo de planes de pensiones al margen de los que debería de garantizarnos el Estado a los que hemos cotizado durante años a la Seguridad Social.

Y ahora me pregunto yo ¿quién se puede imaginar una ciudad sin suministro de agua potable en España? ¿y sin una red de saneamiento eficiente y saneada? ¿y sin iluminación y semáforos en las calles? ... Si de la noche a la mañana nos faltaran todas estas cosas ¿qué haríamos? Seguramente nos levantaríamos y protestaríamos mucho más de lo que lo estamos haciendo ahora por las pensiones, la sanidad pública y la educación ¿Nos estamos aborregando? ¿nos estamos dejando domar? Aunque cuesta salir del círculo, me resisto a convertirme en un zombi más y me encantaría que tu también lo hicieras. Por pequeño que sea el paso que demos, mientras sea hacia adelante, siempre cuenta y suma; estoy seguro.

¡¡Un fuerte abrazo!!